.justificado {text-align: justify !important; } Favicon de Carrillo Arquitectos

--

La semana pasada vimos el post correspondiente a la primera parte donde hablábamos de en qué consiste la eficiencia energética y cuales eran las acciones pasivas que se aplican en la construcción de viviendas residenciales. Ahora vamos a ver en detalle cuales son la eficiencia energetica activa o las acciones activas.


En contraste con las acciones pasivas, que se centran en el diseño y la construcción del edificio para maximizar el aprovechamiento de los recursos naturales, las acciones activas de eficiencia energética implican el uso de tecnología y sistemas para optimizar el consumo de energía en la vivienda. Estas acciones pueden abarcar una variedad de áreas, desde la generación de energía hasta la gestión eficiente de la misma.

Activas:

Partiendo de una buena base en el establecimiento de acciones pasivas, posiblemente, dependiendo del clima, seguiremos necesitando un apoyo extra con unas instalaciones que nos ayuden a alcanzar el confort óptimo que necesitamos. Hay diferentes formas de alcanzar una buena eficiencia energética activa a la hora de generar la energía que necesitamos para climatizar la vivienda y calentar el agua, y todas tienen que ver con el uso de instalaciones basadas en el consumo de energías renovables e inagotables:

  • Energía solar térmica y fotovoltaica para ACS, calefacción y electricidad,
  • Aerotermia,
  • Geotermia,
  • Sistemas de recuperación de calor,
  • Sistemas de filtro depuración de aguas grises y captación de aguas pluviales para el ahorro de agua, etc.

Una de las formas más comunes de eficiencia energética activa es la instalación de sistemas de energía renovable, como paneles solares fotovoltaicos o térmicos. Los paneles solares fotovoltaicos convierten la energía solar en electricidad, mientras que los paneles solares térmicos utilizan la energía del sol para calentar agua o aire. Estos sistemas aprovechan los recursos naturales y reducen la dependencia de fuentes de energía no renovables, contribuyendo así a la sostenibilidad y al ahorro de costos a largo plazo.

Otra acción activa importante es la implementación de sistemas de climatización eficientes, como bombas de calor, calderas de condensación o sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor (VMC). Estos sistemas están diseñados para regular la temperatura interior de la vivienda de manera más eficiente, minimizando así el consumo de energía necesario para la calefacción y refrigeración. Además, algunos sistemas de climatización pueden integrarse con tecnologías de control inteligente, que ajustan automáticamente el funcionamiento del sistema según las condiciones ambientales y las preferencias del usuario.

La iluminación eficiente también desempeña un papel clave en la eficiencia energética activa. La sustitución de bombillas incandescentes por lámparas LED o CFL (compact fluorescent lamps) puede reducir significativamente el consumo de energía utilizado para la iluminación, ya que estas tecnologías son mucho más eficientes en términos energéticos y tienen una vida útil más larga.

Además de estas medidas, existen otras acciones activas que pueden contribuir a la eficiencia energética de una vivienda, como la instalación de sistemas de gestión energética, la optimización de los electrodomésticos y la incorporación de sistemas de monitorización y control remoto. En conjunto, estas acciones activas trabajan en sinergia con las medidas pasivas para crear hogares más eficientes, sostenibles y cómodos para sus habitantes. En la próxima entrega, profundizaremos en cada una de estas acciones activas y exploraremos cómo pueden implementarse de manera efectiva en la construcción de viviendas residenciales.

El reto mayor está en eliminar el uso de combustibles fósiles, los cuales se están agotando y contaminan, como material principal para calentar la vivienda y el agua, y sustituirlo por electricidad, pero una electricidad limpia, que se ha conseguido a través de la instalación de sistemas que permiten aprovechar las energías naturales como la fotovoltaica, la geotermia, la aerotermia y otras técnicas como la utilización de biomasas u otros materiales.

Al aplicar las acciones de diseño activas a nuestras viviendas, lo que se consigue es que un porcentaje muy elevado de la energía que necesitamos para aclimatar y calentar el agua la conseguimos de forma sostenible y eficiente y el resto se complementa con la red eléctrica. Esto supone que además de contaminar muchísimo menos el medioambiente, al no quemar combustibles fósiles o al consumir poca energía de la red eléctrica, se ahorra mucho dinero en facturas.

  • Residencial E-domus Boadilla del Monte
  • Residencial E-domus Boadilla del Monte

Con ambas acciones tendremos una vivienda de consumo casi nulo y que cumple casi al 100% los requisitos de sostenibilidad con la ayuda de la eficiencia energética activa.

Desde Carrillo Arquitectos ya estamos aplicando las dos acciones a nuestros proyectos, creando viviendas que no solo están a la vanguardia en el diseño, sino también en la aplicación y utilización de las energías renovables para conseguir la eficiencia energética y sostenible. En nuestra promoción E-domus, un residencial de 63 viviendas se aplicaron estrategias de diseño pasivas y activas como con instalación para climatizar y producir ACS a través de la geotermia: y en nuestro proyecto de una vivienda unifamiliar aislada -casa Borrego- también se le dota de la instalación de geotermia como fuente de eficiencia energética activa.

Al integrar la eficiencia energética activa en nuestros proyectos residenciales, no solo estamos priorizando el confort y bienestar de sus habitantes, sino también contribuyendo activamente a la reducción del impacto ambiental y al uso sostenible de los recursos energéticos disponibles. La combinación de estrategias pasivas y activas nos permite optimizar el rendimiento energético de las viviendas, reduciendo su dependencia de fuentes de energía convencionales y promoviendo un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente.

La geotermia, en particular, emerge como una solución versátil y eficiente para la climatización y producción de agua caliente sanitaria en nuestros proyectos residenciales. Al aprovechar el calor del subsuelo, esta tecnología nos permite mantener un ambiente confortable en el interior de las viviendas durante todo el año, reduciendo al mismo tiempo la demanda de energía eléctrica de fuentes convencionales. Esto se traduce en un menor consumo energético, menores emisiones de gases de efecto invernadero y, en última instancia, en un menor impacto ambiental.

CONCLUSION

En Carrillo Arquitectos, reconocemos la importancia de adoptar medidas concretas para promover la sostenibilidad y la eficiencia energética activa en el sector de la construcción. Nuestro compromiso con el desarrollo de viviendas ecoeficientes nos impulsa a explorar constantemente nuevas tecnologías y enfoques innovadores que nos permitan crear espacios habitables que sean al mismo tiempo cómodos, funcionales y respetuosos con el entorno. Con la integración de la geotermia y otras soluciones de eficiencia energética activa en nuestros proyectos, estamos contribuyendo a construir un futuro más sostenible y habitable para las generaciones venideras.

En este articulo hacen una sintesis eplicando qué son: Las medidas activas y pasivas en la Eficiencia Energética 

Idioma