--

Cada día, es más frecuente ver en viviendas de todo el país instalaciones de autoconsumo solar destinadas al autoabastecimiento total o parcial de energía eléctrica de hogares, comunidades de vecinos e incluso de empresas.

Este tipo de sistemas han experimentado un gran auge en los últimos años debido a varios aspectos como el aumento vertiginoso de los precios de la energía en los últimos años, la mejora en cuanto a la capacidad de trabajo de estos sistemas o el aumento de una mentalidad general de respeto por el medio ambiente.

Como su inclusión en viviendas de todo el país se está incrementando, son cada vez más los usuarios que se decantan por instalar paneles solares en sus viviendas y otros muchos usuarios se cuestionan su instalación en sus domicilios, debido a esto, en esta entrada, hablaremos acerca del autoconsumo solar y de cómo puede ayudar a disminuir los costes en energía de las viviendas.

¿Una instalación fotovoltaica representa una inversión rentable?

Sí, una instalación de paneles solares facilita el ahorro energético, lo que se traduce en ahorro económico y, por tanto, en una inversión rentable para los consumidores. Se estima que el tiempo que tarda en retornar la inversión en estos equipos es de entre siete u ocho años desde la instalación, plazo que se ve reducido en la actualidad gracias a las ayudas existentes a la instalación de esta maquinaria.

Si se valora que la vida útil aproximada de las instalaciones es de entre veinticinco y treinta años, por lo que, existe un periodo de aproximadamente veinte años donde la instalación es capaz de generar energía eléctrica tras haberse amortizado por completo, obteniendo su propietario, beneficios económicos por su instalación.

Para conocer con mayor exactitud la rentabilidad que presentan los equipos, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

El desembolso hecho para contar con la instalación activa

El coste que supone la compra e instalación de los equipos es uno de los apartados más importantes a la hora de valorar la rentabilidad, puesto que el total invertido para instalar las placas solares se dividirá entre los años en los que la instalación se encuentra activa, para de esta manera conocer el coste anual de los equipos.

Los precios a los que se obtiene la energía en el mercado energético

El precio al que se comercializa la luz en el mercado energético es otro punto realmente importante, pues cuanto mayor sea la cuantía que se paga por la energía en el mercado, mayor diferencia económica se percibirá al instalar el autoconsumo.

En la actualidad existen un gran número de alternativas para escoger dentro del mercado energético, incluyéndose algunas tarifas especiales para consumidores que cuentan con placas fotovoltaicas en sus hogares.

La dimensión y la capacidad de trabajo de la instalación

Estos dos conceptos en muchos casos se encuentran muy ligados entre sí, puesto que, cuanto mayor es la superficie de la instalación, mayor capacidad de generar energía en condiciones normales, sin embargo, hay más factores que marcan la capacidad de trabajo de la instalación, siendo estos:

  • La capacidad de la instalación de transformar energía, expresada y medida en kWp.
  • La cantidad de horas de luz que recibe de manera habitual la instalación.
  • La posición, inclinación y orientación del panel solar respecto a la radiación del sol.

El consumo de energía habitual en el interior de la vivienda

Con el objetivo de hacer un correcto dimensionamiento de la instalación necesaria, se deberá conocer de manera lo más exacta posible el consumo usual que se desarrolla en la vivienda, pues un mal dimensionamiento de los aparatos aminorará drásticamente la rentabilidad de los equipos, tanto si el dimensionamiento es escaso como si es excesivo.

La posibilidad de obtener beneficios por los excedentes de energía generados

Existe la posibilidad de que la energía que se transforma en una instalación y no se consume por parte de los dueños de las placas sea traspasada a la red general de distribución de luz, siempre que se cuente con modelos de autoconsumo conectados a la red general.

En estos casos, son los consumidores los que transfieren energía eléctrica a la red, de manera que las compañías abonan un precio por esta energía recibida, aplicándose lo que se conocen como compensación de excedentes energéticos. Encontrar y contratar aquellas opciones que ofrezcan las mejores tarifas de autoconsumo reportará un mayor beneficio a nivel económico, aumentando la rentabilidad de la instalación.

El precio al que se valora la energía que aportan los usuarios a las compañías será inferior a los precios actuales del mercado, pero disminuirá en gran medida las facturas asociadas al consumo de luz, pudiendo llegar incluso a cero euros.

Idioma