Ahora ha vuelto a estar de moda Star Wars con su estreno del capitulo VII – El despertar de la Fuerza. La saga de Star Wars es su propio universo, con personajes y mitologías únicas, su estreno fué en el año 1977 con Star Wars: Capitulo IV – Una nueva esperanza, le siguieron los demás capítulos de un modo fascinante. Es muy notable como una película que tiene lugar en el espacio, en mundos fuera del nuestro, se mantiene factible arquitectónicamente.

CIUDADES

Sin duda es una imagen con muchísimo contenido, formas, tamaños, colores, perspectivas, tiempo, espacio y puede llegar a ser un poco saturada pero definitivamente no representa un problema observarla una y otra vez sabiendo que siempre se encontrará algo diferente y nuevo que no se vio en la vista anterior.

La altura de los edificios es bastante y sin pensarlo dos veces, sigue siendo como una idea futurista en el mundo de la arquitectura, aunque actualmente es realmente más palpable y cercano a lo que ahora tenemos, puede llegar a verse menos desde la perspectiva de la ciencia ficción para convertirse en un sueño hecho realidad. A pesar de eso no deja de ser motivo para dejar llevar la imaginación y divagar con cientos y cientos de formas que aún están por verse y hasta dónde puede llegar la habilidad humana para lograr que su entorno completo llegue a ser de ensueño, abstracto, perfeccionista, práctico y estético a la vez.

Y aunque los edificios son apreciables a la vista en sí, no cabe duda de que la mejor forma de vivir una mejor experiencia es de noche, con la oscuridad como aliada de todas las luces brillantes que emanan de las estructuras.

VIVIENDAS DE ADOBE

La arquitectura popular en zonas alejadas de las ciudades o grandes núcleos urbanos, en la película recuerdan o más bien se inspiraron en esa arquitectura rural de adobe de muchos pueblos de oriente medio.

 

Como otras analogías o pareidolias que se producen en las chimeneas de la Casa de la Pedrera (arq. Gaudí 1852-1926) con el parecido de unas cabezas de soldados imperiales.

ARQUITECTURA UTÓPICA DEL SIGLO XIX

Ya en el siglo XIX se pensaba en una arquitectura ideal, en formas geómetricas puras. Una arquitectura utópica para su epoca y sin evargo adelantada por cierta similitud a la Estrella de la Muerte, desde el punto de vista de la saga STAR WARS.

El Cenotafio de Newton, de 1784, presenta el diseño de una esfera en cuyo interior sólo se coloca el sarcófago, que recibiría la luz por diferentes aberturas que reproducen las constelaciones y que proporcionan al interior una iluminación cambiante según las horas del día.

En el proyecto de ampliación de la Biblioteca Nacional de 1788 destaca la distribución de masas, es decir, la superposición retranqueada de las estanterías, las galerías de columnas jónicas y la bóveda semiesférica acasetonada atravesada por un enorme lucernario. Todo ello muestra un escenario de luces y sombras.

Claude Nicolás Ledoux (1736-1806)

En nuestros tiempos también se producen ciertas coincidencias de la arquitectura del celuloide con la arquitectura real, un ejemplo es el arquitecto holandés Rem Koolhaas es seguramente Fan de Star Wars.

star wars

INTERIORES

Los interiores han sido y son los escenarios protagonístas en los que a todos se nos grabaron en la cabeza esos corredores tanto horizontales como verticales con sus esas ranuras luminosas.

 

PLANOS

Como cualquier representación de planta arquitectónica, también se utiliza el sistema diedrico para definir las plantas de las aeronaves como de sus edificios de STAR WARS. Un trabajo meramente técnico para llegar a reproducir luego en el cine sus recorridos e interiores como de objetos o droides.

En Star Wars, tenemos una película que es a la vez épica e íntima, una película donde sus conjuntos arquitectónicos juegan un papel clave en su narrativa y ayudan a establecer un universo creíble que existe por sí mismo.

[+INFO] Los 18 edificios más emblemáticos de la saga de ‘La Guerra de las Galaxias

Idioma