Vivienda unifamiliar en Valencia

Vivienda unifamiliar en Valencia

La casa Betera es una vivienda unifamiliar en Valencia en la urbanización Torre Conill dentro del municipio de Betera. El edificio se ubica dentro de una parcela en forma de “quesito de Trivial” la cual condiciona rotundamente su forma en planta.

El concepto de proyecto está bastante condicionado por la forma y naturaleza de la parcela, lo cual supone un reto para dar solución y encaje a una vivienda con un programa muy especifico. Su geometría en en «quesito» mas la ley que planteo para la manera de acceder y recorrer la vivienda,  que se liga al movimiento pendular tomando como centro el vértice de dicho solar, genera la idea de proyecto. Mediante unos movimientos circulares voy trazando los espacios y recorridos por lo que se genera una vivienda en «hemiciclo» que por el interés de las vistas y privacidad se materializa con una fachada convexa ensimismada hacia el exterior para abrirse con una fachada cóncava y transparente al interior, a su zona privada, donde se encuentra el jardín y piscina. La vivienda unifamiliar en Valencia es una construcción de planta semi-circular proyectada en el año 2008. La casa cumple con los requisitos deseados del cliente: disponer de una vivienda privada, confortable y que participe de la naturaleza de su jardín.

La fachada trasera de la casa Betera se abre de forma cóncava ante una fantástica piscinarodeada de una terraza de madera oscura. Todas las estancias cuentan con un ventanal practicable para acceder de inmediato a esta privilegiada zona exterior. La construcción está realizada en hormigón blanco y la entrada se ubica en un volumen protuberante adosado a la fachada redonda. Las ventanas verticales, largas y estrechas, arropan el patio trasero con el suelo de madera y la piscina. Se planteó el dilema de diseñar una casa redonda y fue interesante inspirarse en el movimiento pendular para la generación de sus espacios.

Vivienda unifamiliar en Valencia

La vivienda unifamiliar en Valencia cuenta con una estructura sencilla que permite el flujo natural entre los espacios. La finca se encuentra junto a una calle tranquila, y su propia estructura semicircular crea una frontera opaca frente al viandante que circule por la calle. En el interior, todo se articula alrededor del patio con la piscina, que es sin duda el punto de referencia de todo el proyecto. Junto al volumen semicircular se encuentra otro realizado en madera, donde se encuentra la oficina del cliente.

Idioma